Yo antes de MI

Blog personal

Mi lugar, en donde todo lo que siento, no puede ser amarrado....

Dile al corazón ..

Escrito por leticia79 13-12-2018 en personal. Comentarios (0)


Cuando ya estés cansado de tanto esperar,

Cuando veas que los sueños se parten por la mitad

Nunca creas que la vida es sencilla y nada más.

Dile al corazón herido, que pare de sangrar.

Los secretos que guardamos son difíciles de explicar,

pero dime amor ¿porque?, no puedo dejarte de amar.

Dile al corazón herido, que pare de sangrar

Que en la vida hay sorpresas, que hay que saber esperar.

Di que todo está hecho, fue mi falla y nada más.

En el tiempo hay respuestas, que en silencio viene y van;

son cenizas en el mar.

Hoy te extraño tanto, que me ahoga el alma,

saber que ya no estas.


DESDE YA

Escrito por leticia79 13-12-2018 en personal. Comentarios (0)

Como desde hace tiempo, siento que la vida me da una esperanza, un poco de respiro. A veces de manera irónica miro el pasado y veo que no se si es verdad o no, pero creo que no veo, lo que veía. Tenía una venda, una mentira en mi cabeza. La simpleza de repente se vuelve el sueño. Hoy vuelvo a mi refugio a mi lugar en el que me sentía segura. Ya no es una persona la que logra eso en mí, ya logré poder desligar eso de él. El amor nos cambia, de formas inimaginables, a veces de manera positivas, a veces negativas. Aunque estuve un tiempo en las sombras logre salí, y ver que afuera se está mejor. Fue duro no voy a negarlo, pero también lo es vivir sufriendo. Hoy veo que puedo estar bien, creo que siempre tuve la fuerzas para seguir, lo que no supe fue creer en mí, seré feliz siempre y cuanto yo quiera sin depender de nadie más que de mí. Es raro entender que uno lo hace y uno lo deshace.


HUIR...

Escrito por leticia79 13-12-2018 en personal. Comentarios (0)

Quiero huir, desaparecer cada vez que pueda.

Correr y correr hasta caer.

Cerrar mis ojos e imaginarme en otro lugar,

Trate y trate de buscarme entre la neblina y no logro hallarme.

Quede perdida en el mar de mis lágrimas,

Siento como el corazón late más lento, casi imperceptible, ya no quiere más.

En mis sueños escalo montañas y luego caigo en mis horas rutinarias que no consiguen nada.

Cada segundo es igual al anterior y pasan lentamente frente a mí.

Solo consigo reconocer este gran vacío, que frecuenta mi casa y se adueña de ella.

Tengo mis días en mis manos y se me están escapando y no sé cómo detenerlos.

Ya no encuentro el horizonte para mirar, y el tiempo pasa y se va sin mí.

Y al fin del día, con un puñado de anhelos esfumados, duermo para vivirlos eternamente.

En el mágico refugio de mis sueños, donde solo somos yo y mi otro yo. -


Mi época mas oscura !

Escrito por leticia79 11-12-2018 en personal. Comentarios (0)


Hoy no es buen día, hoy volví a caer, hace tiempo que venía controlando mi cambio de ánimo, mi malestar ante la vida, pero me caí, me caí a un pozo tan oscuro como mi alma, un lugar donde por momentos me era más fácil estar, me parecía insólito, no había podido reconocer las migajas que me estaba dando la vida, quería más, caí, y la sombra me envolvía y no me dejaba ir. Es en eso precisos momentos donde ya no sabes que es y que no es, ya no sabes cuan perdido estas, ya no lo sabes. Y continúas sumergido, pedir ayuda no es una solución preferís, callar, y que pase lo que tenga que pasar. Hasta que un maldito día sin pensar decidís lo peor. En realidad, no pensas, actúas sin hacerlo y ahí es cuando te diste cuenta que arruinaste todo. Y ahí te ves como una película poco clara, la cara de la gente tratando de hablarte y vos sin poder mandar en tu cuerpo, ya no podes hablar y apenas escuchar, todo se vuelve un sueño, ya no reaccionas, pero con las ojos cerrados seguís escuchando a tu alrededor, el enojo, la bronca, la desesperación, las preguntas ¿Por qué?

Como dije antes es una película y pasas a la siguiente escena, y ahora no entiendes vos lo que está pasando, todo muy calmo, mucha paz, pero la imagen es difusa y de repente alguien te toma del hombro, miras y si, esa cara te es familiar, ahí crees entender donde estas, pero no te corresponde aun, así que con una sonrisa cálida te muestra el camino de vuelta. Despertas.

Mas perdida que antes, me acorralaban las preguntas, y ahora sí, iba a tener que enfrentar todo de una vez. A veces es muy difícil poder explicar la atrocidad que sabemos que acabamos de hacer, y ahí va de nuevo la intolerancia y la búsqueda del perdón se hace eterno. Me cuesta poder olvidarlo y seguir, me es imposible además dar una razón.

En fin, me vi obligada a tener que ver a cuanto psicólogo hubiera, resultado “ninguno”, no era algo que había que arreglar. Era una contienda buscando responsables, y la verdad es que a veces por ratitos te cansas, y no quieres más, no hay responsables, solo uno mismo.

Hay que seguir y con esa sonrisa que creí perder, vuelvo a reír, y sentir ese calor en la cara de un deslumbrante sol, empezas a poner objetivos y quieres lograrlos todos. Y vez que hay una vida allá afuera para vos que está esperando que la vivas.

Todo lo malo comienza a ser un mal recuerdo, lo malo simplemente ya no te importa porque por mas dolor que sintieras, al fin de cuentas siempre te gusto vivir. Y ahí me encuentro con planes de nuevo, con esa energía que parecía haber desparecido. Ahí estaba tan inquebrantable como siempre.

Comienza una nueva etapa, y por más que sea lo correcto, ya no iba más a terapia, la verdad no me interesaba. Me estaba curando por dentro yo misma poniendo cada cosa en su lugar. Aprendí a que es fácil perderse, es fácil quedarse en el lugar cómodo de que todo me sale mal. Pero también aprendí mucho de mí y de lo que soy capaz, aprendí que tengo un gran corazón, que soy más fuerte de lo que creen, que puedo contra el mundo y que mi energía mueve montañas. ¡Aprendí que la vida la hago maravillosa yo!


y si no existió?

Escrito por leticia79 11-12-2018 en personal. Comentarios (0)

Ella estaba ahí simplemente con la mirada en la nada,

¿qué pensará? ¿qué sentirá?,

se pregunta un hombre que estaba a su lado.

Ya no sabe cómo entenderla.

Ya no sabe, llegar a ella.

Ella solo se alejó.

Y el, la siguió, con la esperanza de algún día lograr entenderla,

como lo había hecho muchos años antes.

Él no sabía que ella ya no estaba ahí.

Ella desapareció en los silencios,

en los miles de intento de entender y de olvidar.

Ella se mezcló con la incertidumbre,

con la brisa de la noche.

Ella era parte de otro pasado más.

Ella, ya no era siquiera, lo que ella misma, había planeado ser.